viernes, 15 de marzo de 2013

El amor de Bolívar y Manuela

Fueron amantes silvestres, irredentos, que en los fragores de la guerra no abandonaron las palabras bellas que hablaban de un encuentro carnal, espiritual, político. Desde que nació el amor, hasta los últimos días del gran Simón Bolívar, las cartas mantuvieron la presencia viva de abrazo que la guerra no dejaba llegar. Así, ya enfermo, él escribió a Manuela: "Donde te halles, allí mi alma hallará el alivio de tu presencia aunque lejana". Para homenajear este amor, realicé estas libretas artesanales, (tamaño media carta) con fragmentos de epístolas y fotos de graffitis urbanos -salvo un cuadro de Guayasamín- imágenes tomadas por Beatriz García Cardona, por mí y una tomada de la web pues el original se halla en las calles del legendario barrio de La Candelaria, en Bogotá, Colombia. Lleva un marcalibros tejido, la portada es en cartón gris, el cuerpo de la libreta está realizado en papel bond y papel kraft. Una excusa para vincularse también con el amor que todo lo enlaza.

 



Para encargarlas, me pueden escribir al email carmenisabemaracara@gmail.com o carmenisabel@yahoo.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario